Siempre supimos que vendrían… ahora solo disponemos de 60 minutos para salvarnos